Fundación Bogotá Mía

¿Y tú... qué harías por Bogotá?

0 notas

¡Les deseamos un Feliz y Próspero 2014! El otro año los invitamos a renovar nuestro compromiso con Bogotá, fortaleciendo nuestro sentido de pertenencia y practicando la Cultura Ciudadana en la cotidianidad. Esperamos que todos podamos lograr nuestros objetivos individuales y colectivos.

¡Les deseamos un Feliz y Próspero 2014! El otro año los invitamos a renovar nuestro compromiso con Bogotá, fortaleciendo nuestro sentido de pertenencia y practicando la Cultura Ciudadana en la cotidianidad. Esperamos que todos podamos lograr nuestros objetivos individuales y colectivos.

Archivado en FelizAñoNuevo FundaciónBogotáMía CulturaCiudadana

0 notas

Los Artistas y su compromiso con Bogotá.

La historia reciente de nuestra ciudad está marcada por acontecimientos lamentables con respecto al ejercicio de ciudadanía y la función pública, los Ciudadanos y Funcionarios Públicos han afectado gravemente la construcción de sentido de pertenencia y amor por nuestra querida Bogotá: la ciudad en la cual vivimos el milagro de la Vida.

Fuente: Alex Cruz

Contrario a lo que debería ocurrir, hemos visto Funcionarios Públicos que desde diferentes corporaciones trabajan para favorecer Contratistas con los cuales se asocian para ganar licitaciones y así poder apropiarse de Recursos Públicos, dejando a la ciudadanía, en el mejor de los casos con una prestación de servicios o infraestructura urbana de muy mala calidad, o en el peor de los casos sin los servicios por los cuales el Estado paga a los particulares para cumplir con su propósito de ejercer gobierno y mejorar la calidad de vida de todos y cada uno de nosotros.

Aunque parezca increíble, hemos visto Miembros de la Fuerza Pública provocando la muerte de ciudadanos en desarrollo de operativos policiales de control a establecimientos públicos donde brillan por su ausencia las Alcaldías Locales, las cuales deben ejercer mayor control. Han aparecido en primera página historias en las cuales las personas que tienen el honor de portar las armas de la patria asesinan a sus esposas, forman parte de grupos delincuenciales o se exceden en el ejercicio de sus funciones.

También se ha vuelto costumbre ver como se destruye el mobiliario de nuestra ciudad y se presentan actos de vandalismo y violencia contra los miembros de nuestra fuerza pública, la empresa privada y la ciudadanía en general en desarrollo del legítimo derecho a la protesta, mientras estudiantes, docentes, padres de familia, líderes políticos, gremiales y demás responsables de convocar y organizar marchas en nuestra ciudad escurren el bulto y diluyen su responsabilidad en estos actos con el ya conocido coro que dice: “Son otros quienes se infiltran y cometen estos actos”.  Lamentablemente las protestas en Bogotá tienen líderes y responsables para capitalizar imagen y opinión, pero no para responder por la frecuente destrucción de nuestra ciudad.

Para leer el texto completo puedes dirigirte a nuestro Blog Bogotá Mía en:

http://blog.fundacionbogotamia.org/2013/10/los-artistas-y-su-compromiso-con-bogota.html

Archivado en Artistas BlogBogotáMía FundaciónBogotáMía CulturaCiudadana Bogotá Ciudadanía Ciudad

0 notas

¿Qué podemos hacer?

“En el lema de la Cumbre Mundial sobre el Desarrollo Sostenible, de Rio de Janeiro, se decía “… pensad globalmente; actuad localmente”[1].

Las decisiones de las personas, las empresas y los gobiernos han sido las causantes de la degradación del medio ambiente y el deterioro de nuestro entorno urbano, aunque abordemos esta temática como un asunto global y pareciera que se ha despertado el interés por dar respuesta a esta situación, debemos tener en cuenta que  la  construcción de una conciencia ambiental colectiva solo se puede lograr si asumimos el compromiso de manera individual y actuamos de manera coherente todos y cada uno de nosotros porque la suma de millones de actos individuales son la respuesta a muchos de los desafíos que se nos plantean como humanidad.

La disminución y el control de la contaminación atmosférica en los entornos urbanos están directamente relacionados al uso de combustibles fósiles y el uso intensivo y abusivo de los vehículos particulares. Es necesario fortalecer la oferta de transporte público,  utilizar biocombustibles y promover el uso de medios de transporte alternativo como la Bicicleta. Las medidas restrictivas para el uso de los vehículos particulares y la peatonalización de las vías de la ciudad muestran una disminución en el uso de vehículos particulares, pero sus resultados son únicamente de corto plazo, para avanzar en la consecución de resultados a mediano y largo plazo es necesario hacer que el sistema integrado de transporte público sea atractivo, seguro, eficiente y ambientalmente sostenible, solo así la ciudadanía tendrá una alternativa que mejore los beneficios de un vehículo particular y nos permita avanzar en la construcción de un sistema de transporte que se convierta en algo más que un patrimonio material de la ciudad, algo más que la infraestructura bien lograda y un parque automotor bonito,  juntos debemos hacer de nuestro sistema de transporte un valioso patrimonio inmaterial, del cual nos sintamos responsables, orgullosos y podamos sentir tranquilidad al saber que nuestros hermanos, familiares y amigos hacen uso de él.

Debemos tener claro que “la ciudadanía implica un compromiso recíproco entre el poder público y los individuos, asociado a derechos y responsabilidades frente a los nuevos imperativos del desarrollo”[2], para lo cual se hace ineludible ejercer ciudadanía teniendo claro que así como somos sujeto de derechos, también tenemos deberes y debemos actuar con civismo y con respeto por las normas cualquiera sea nuestro rol en el escenario de la movilidad.

Aunque naturalmente la medición del impacto que tienen los vehículos en el medio ambiente y los análisis sobre las características del mismo sean de carácter técnico, la solución a este problema y la mejora de las actuales condiciones depende en gran medida de nuestra Actitud, debemos tener en cuenta que “los estudios sobre actitud y comportamiento han puesto en evidencia que no sólo la actitud personal, sino también la actitud y la reacción de los otros, son las que influencian la asunción de comportamientos en pro del medio ambiente. De ahí surge la importancia de movilizar a las personas en masa para obtener una mayor eficiencia en las políticas”[3].

Para leer el texto completo puedes dirigirte a nuestro Ciclo de Movilidad en:
http://www.fundacionbogotamia.org/movilidad-saludable-que.html


[1] Ibíd. Pág. 66.

[2] Ibíd. Pág. 15

[3] Ibíd. Pág. 65.

Archivado en Ciudadanía Gobierno Instituciones EmpresaPrivada CicloDeMovilidad Movilidad Seguridad MedioAmbiente EntornosUrbanos CulturaCiudadana